Timber Maniacs (3): Lecturas y partituras


Otro viernes más aquí nos tenéis, llega el puente de diciembre, el mes por excelencia para aumentar el estrés y pasarte tus escasas vacaciones en un centro comercial. Antes de que os empecéis a agobiar con las compras de navidad y os sintáis como Arnold Schwarzeneeger en Un Padre en Apuros buscando un Turbo-man para alguien, cómo decirlo, “especialito de regalar”, os traemos los artículos destacados de la semana para que los leáis tranquilos en vuestra casa antes de echaros a los leones.

Lecturas:

Para empezar bien, le damos una vuelta de tuerca al tema del que nos quejamos (casi) siempre sobre las adaptaciones de los videojuegos a otros medios. Repasamos en Cuando la letra se hizo pixel de Daniel Recio, en Games Tribune, esos títulos que salieron de libros fantásticos como El nombre de la rosa, de Umberto Eco o Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie.

En segundo lugar, Mariangela Gudiño nos trae Joyas de sangre obtenidas con honor en Pixel Busters, una reflexión sobre las particularidades de los FPS y de los sentimientos que estos consiguen emanar en quienes nos pasamos horas y horas en los multijugadores de Counter Strike o Battlefield, riendo cual hiena cuando matamos a alguien y le vemos saltar en montones de pedacitos pequeñitos.

En tercer lugar y ya para terminar con las lecturas de esta semana, Gred, propone Terra Battle, buscando al creador, en Zehn Games, que diserta sobre el tercer juego para móviles creado por la desarrolladora de culto Mistwalker. Terra Battle, un título que promete ser todo un must have para nuestros dispositivos portátiles.

El juego:

Ejem… el juego… sí… esto… bueno, al grano, esta semana tampoco hay juego. En su lugar, queremos que conozcáis un proyecto de Kickstarter que puede que os guste si sois aficionados a la música. Se trata de un libro de piano con el que aprenderéis a tocar vuestras melodías favoritas en la historia de los videojuegos. Si queréis contribuir con este proyecto de Chris Huelsbeck deberíais correr, pues incluso los paquetes más caros están volando en vista de la calidad del producto. Tocar la novena sinfonía de Beethoven está muy bien, pero sorprender a tu audiencia con una melodía de R-Type no tiene precio.

……………¡Te la has leído toda!

No hay comentarios

Sé el primero en dejar tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *