Vector Space: Naves y módulos en la galaxia


Si usted es un (o una) geek, amante de la tecnología, habrá escuchado en alguna ocasión el término «módulo». Los smartphone, esos móviles que nos llevan a la mayoría de cabeza, están valorando, como reclamo para el consumidor, la construcción de aparatos a partir de piezas intercambiables. Los tranvías, los edificios o nuestros amados PC ya aplican este intercambio de piezas desde hace tiempo. Es más, los videojuegos (aunque en el plano virtual) abrazaron también este concepto. Sin ir más lejos, en 1984 se lanzó un título que nos entretenía ensamblando piezas. Tetris, de Alekséi Pázhitnov y Vladimir Pokhikoa, nos invita a manipular lógicamente los módulos que van descendiendo  aleatoriamente con el objetivo de deshacernos de bloques horizontales completos. El artcade de esta semana, Vector Space (DotorCoco, 2014), en cierta manera mira de reojo a Tetris y sus módulos, aunque la propuesta se aleje sideralmente.

Vector Space es un shoot ‘em up en el que debemos ensamblar piezas para conseguir la nave más efectiva posible, vencer a los enemigos y así superar las fases. Nada más comenzar el juego, nos ofrece seis piezas aleatorias más un núcleo vital. Al unir esos elementos, obtenemos una nave sencilla capaz de sobrevivir a las primeras hostilidades. Para vencer deberemos acabar con el núcleo vital de nuestros adversarios pero, si ellos se adelantan, nuestra partida finaliza. Ergo, nuestro objetivo es conseguir un equilibrio entre la protección de nuestro núcleo y la posibilidad de un ataque potente.

Las fases se dividen en tres combates sucesivos y lineales, siempre contra un único enemigo que aumenta su poder a medida que avanzamos. El diseño de niveles nos permite aumentar progresivamente el tamaño (con las piezas de las naves caídas en combate) e ir armando el buque galáctico a nuestro gusto, además de cambiar las partes estropeadas por el camino. El daño en la nave se muestra en las propias piezas con las usuales tonalidades que van del amarillo al rojo, un detalle muy directo que funciona a la maravilla. Por otro lado, los módulos se clasifican en varios tipos que identificamos por sus formas: cuadrados para la defensa, torretas para disparar, triángulos para la velocidad… Disponemos de diferentes armas, potenciadores, escudos y regeneradores de salud. Si conseguimos combinar todos estos elementos de manera inteligente, entonces estaremos más cerca de la victoria.

Vector Space presenta un universo minimalista que emula el estilo de los vectores y con tonalidades grises para el espacio, salvo por las plataformas planas y negras del escenario que sirven de obstáculos y rompen con la linealidad y la monotonía visual. Sin embargo, más allá de su aspecto gráfico (resultón), la acción (pausada) y los controles (algo ortopédicos), el gran reclamo de Vector Space no es otro que aprender a construir la nave perfecta, nuestra propia Estrella de la Muerte.

JUÉGALO EN: Game Jolt

OBSERVACIONES:

– Te recomendamos que juegues en Firefox o Explorer (sí, has leído bien), porque Chrome a veces da problemas.

– El verdadero reto es crear una nave gigante funcional, no desesperes en las primeras partidas.

No hay comentarios

Sé el primero en dejar tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *