Paradox tuvo un 2019 con bastantes altibajos. El lanzamiento “roto” de una IP nueva —Imperator: Rome— y de un DLC de contenido cuestionable —Golden Century, para Europa Universalis IV— obligó a la compañía sueca a dar un giro en su política de desarrollo. Lo cierto es que fue un cambio de calado: desde entonces han …