4 Differences: Pasatiempo zen


El término simetría (del griego σύν y μέτρον, que significa “con” y “medida”, respectivamente) se refiere a la “correspondencia de posición, forma y tamaño, respecto a un punto, una línea o un plano, de los elementos de un conjunto entre sí”. Habitualmente, clasificamos algo de simétrico cuando al separarlo en dos partes obtenemos igualdad en su forma. La simetría juega con fórmulas matemáticas (funciones, formas geométricas, ecuaciones…) y abarca campos como el dibujo, la música o la biología. El ser humano ha heredado de los peces su simetría, característica sin la cual no hubiésemos subsistido. Como era lógico, a lo largo de la historia la ha implementado en sus obras culturales y artísticas: la pintura, la escultura… y en monumentos tan antiguos como las pirámides Mayas y Egipcias. La simetría nos resulta equilibrada, ordenada y bella,  y esas son también algunas de las cualidades del Artcade de hoy: 4 Differences (Ivoryboy, 2010).

El título de Ivoryboy no es solamente el típico juego de encontrar las diferencias, se trata más bien de una propuesta preciosista (tanto en su forma como en su ejecución), en el que alternamos entre imágenes de bellísima factura, a veces estáticas y otras en movimiento. Las irregularidades que debemos detectar oscilan entre la serenidad de una postal sin movimiento y los paisajes animados que se usan para oxigenar el equilibrio simétrico. Para jugar únicamente necesitamos el ratón y nuestra capacidad visual y concentración. Es remarcable la forma con la que 4 Differences juega con la geometría y los sentidos: el juego nos obliga a estar alerta de variaciones esporádicas en las ilustraciones.

La premisa no puede ser más sencilla: el par de imágenes que conforman cada nivel siempre contiene cuatro diferencias y un contador nos avisa de las que nos faltan por encontrar. Mientras tanto, las sinfonías del título (que corren a cargo de Hugh & Saturation) ayudan a que la experiencia sea totalmente zen. Una cualidad que hace que 4 Differences sea siempre placentero, un juego que reclama nuestra atención, pero que al mismo tiempo gratifica nuestros sentidos.

4 Differences está en algunas listas de los mejores juegos para navegador, lo que motivó que su creador haya publicado ya dos secuelas con nombres correlativos, donde sumamos una y dos diferencias más a la ecuación. 4 Differences demuestra que todavía se pueden rescatar propuestas clásicas del papel, pero dotándolas de belleza y vida, y adaptándolas a las nuevas tecnologías.

JUÉGALO EN: Kongregate

OBSERVACIONES:

– Quizá es un buen momento para limpiar la pantalla del ordenador (nos lo agradecerás).

– Un anuncio es todo el precio a pagar.

No hay comentarios

Sé el primero en dejar tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *